De aquellos sordos, estos votos

Hasta las 13h, según cifras oficiales, han participado 1.142.910 personas en el ensayo de la consulta que sienta las bases a un hipotético referéndum. Aquí empieza el problema. Lo que han votado ese millón ciento y muchas mil personas no sirve para absolutamente nada. No porque no sea representativo, que no lo es, ni porque no sea legal, que tampoco lo es. No sirve porque al ser ilegal, parte de la población que podría votar no participará en este ensayo general, algo que da pie a unos resultados que, evidentemente, se inclinarán hacia el doble sí. Y esto, desgraciadamente, no va a tener ningún valor más allá de demostrar la capacidad de movilización de la sociedad catalana a favor del derecho a decidir —independentistas o no—. En Madrid se van a pasar los resultados por esa zona que aparece entre pierna y pierna, exactamente igual que desoyeron todas las peticiones que el Gobierno catalán lleva años haciendo. Desde el Estatut, apoyado en las urnas por la ciudadanía, hasta el pacto fiscal. Es en este punto en el que entra en juego el señor Mariano Rajoy, su comitiva y la falta de capacidad de resolución de crisis.

¿Era el pacto fiscal una solución al referéndum? Posiblemente. Dialogar y acordar una nueva distribución del dinero público entre Cataluña y España habría calmado las ansias independentistas al apaciguar uno de sus principales argumentos, ese mantra repetido hasta la saciedad que es el “España nos roba”. Pero ni Rajoy, ni sus asesores, ni su equipo de Gobierno, ni tan siquiera su propio partido ha querido ser consciente de este hecho. Organizar una caja B deja poco tiempo para gobernar un país, discúlpenlos. De aquellos sordos, estos votos.

Artur Mas está a la que cae para hacer campaña, llevarse el voto y ser el tipo más enrollado de toda Cataluña. Ha conseguido tapar corruptelas y tijeretazos a golpe y grito de independencia. Hoy ha sido un ensayo general, algo que ha puesto en evidencia, como decía, la capacidad de movilización de quienes están a favor del derecho a decidir, pero también del carácter antidemocrático de algunos partidos como UPyD, Ciudadanos, y el PP, que se aferra al nacionalismo español, junto al descrédito a Podemos, como última baza salvadora de ese barco que, irremediablemente, está condenado a hundirse. Además, demuestra las nulas cualidades dialogantes, mediadoras y demócraticas del Gobierno, que ha hecho más por separar a Cataluña que por buscar puntos de unión.

Mientras Mas luce sonrisa blanqueada ante cientos de cámaras de medios de todo el planeta, Cataluña vota un ensayo ilegal, no servirá para nada más que para demostrar que, de momento, más de un millón de personas tienen algo que decir. Tienen derecho a expresar su voluntad como pueblo, tenemos la obligación de escuchar su voz. Intentar silenciar esas ganas de hablar no solo es torpe, sino que, además, fomenta las ganas de ir a votar. Como les decía, de aquellos sordos, estos votos.

Fotografía: Mujer con bufanda de España al cuello participa en el 9N. La Directa (http://directa.cat/)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s