Yo, votante del PP

El pasado noviembre, mes electoral como el que nos ocupa, me sorprendió que entre las tropecientas cartas electorales que llegan a mi nombre no hubiese ni una del Partido Popular. Fíjate —le comenté a mi madre— estos saben que no les voto y pasan de enviarme sus promesas. Confesaré mi decepción ante semejante marginación, pues moría de ganas de ver la capacidad creativa del diseñador gráfico de turno, reduciendo a Miguel Arias Cañete hasta permitirle meter el careto en un sobre. Eso sí que es un ejercicio memorable de papiroflexia y no las grullas japonesas. Sí que han enviado la carta —contestó mi madre—, la he tirado a la basura. Así que me asomé al cubo, cuál Jéssica Fletcher a punto de descubrir un crimen, para ver al orondo Cañete reducido por mi madre a minúsculos trozos de papel. Mientras seguía revisando el correo, arqueó la ceja, estiró el brazo con otro sobre en la mano y zanjó el tema sin mirarme: esa carta iba a terminar en la basura.

Esta vez está advertida: quiero ver cómo la magia del photoshop rejuvenece a Rita Barberá hasta convertirla en una más de las Nuevas Generaciones. El retrato de Rita, como el de Macho Alfa Cañete, terminará en la basura. Es un lugar bastante cómodo para la fotografía, teniendo en cuenta que la original sabe convivir bastante bien con toda la mierda que le rodea.

Dicho esto, si ustedes van a llevar hasta las urnas un sobre con la lista del PP en su interior, les invito a realizar una par de acciones para la jornada electoral. La primera de las opciones consiste en colocar fajos de billetes dentro del sobre para que luego se los envíen a Génova y desde allí repartan como consideren oportuno. Nosotros no somos nadie para negarles su amor por el dinero, pero no está de más que los Jaguars, los Vuittones, los sobre-sueldos y las cuentas en Suiza corran exclusivamente a cargo de sus votantes.

La segunda opción es que se hagan ustedes unas camisetas, el diseño se lo dejo a su antojo, en la que se reconozcan como votantes del Partido Popular. Así, ante la dificultad de encontrar a los cargos del partido por la calle, podremos comentar con ustedes nuestro parecer con las medidas de su partido. Si les votan son cómplices de cada desahucio que no detienen, de los euros regalados a la banca, de los aumentos en la cifra del paro y de cada céntimo que roban. Cómplices de la privatización de los servicios públicos, de cada joven que ha tenido que buscarse la vida en el extranjero y cómplices de ese etcétera infinito de tropelías cometidas por el PP.

Utilicen la camiseta para ir a las concentraciones de la Asociación de Víctimas del Metro para demostrar que lo que sucedió no les importa. Ni los muertos, ni los heridos, ni la condena del accidente al ostracismo. Les ruego que se pongan la camiseta de votantes orgullosos y salgan a la calle, queremos ponerles cara. Necesitamos saber quiénes son la vergüenza de este país.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s